viernes, 3 de agosto de 2012

Tarta express

Dulces noches!

Y es que parece una despedida más que un saludo, pero es que es una dulce noche. Simplemente porque es de noche y porque todavía huele a chocolate mi casa... jajaja

Hoy nenito tocó diana a las 8 menos cuarto. Onde va, nenito, hijo?... El cari se solidarizó y se quedó con él en el salón mientras yo dormía hasta las 9 y media, momento en que le di el relevo, ya mi conciencia no me dejaba dormir más escuchando a nenito llorar, a nenita no parar y al cari gritar desesperado. Yo creo que grita para despertarme y que la conciencia me haga levantarme, pero esto entre vosotros y yo. Él no lee mis cosas, ni aunque estén colgadas en la red... jajaja Así es!

En fin, que me lío... Que a las 9 y media de la mañana, pues me entró monillo de cocinar. Porque no os lo he dicho, pero tengo recién estrenada KITCHEN AID ahí en mi cocina, deseandito de que le eche huevos y harina y a dar vueltas como una noria. Es el regalo de cumpleaños de mi super tito. Porque yo no tengo un tito normal, tengo un super tito... Hay personas que nacen con la suerte de comer y comer y ser delgadas y estupendas, y otras que nacemos con la suerte de tener un super tito; yo soy de las segundas. Y, aunque eso de comer es uno de mis sueños más íntimos, prefiero lo segundo!!

En fin, que me lío!! Pensé: voy a hacer galletas. Ayer estuve mirando el blog de "La cocina de Rebeca", y me enamoraron... http://lacocinaderebeca.blogspot.com.es/2011/07/galletas-brownie.html#more mmmmmmmmmmmmmmmmm cookis brownie!!!

La receta es la misma, pero como yo no tenía nueces, pensé en echar perlitas de chocolate negro y media tableta de chocolate blanco en daditos. Así que resultaron cookis 3 chocolates. Como la mezcla está caliente, al añadir los trocitos de chocolate al final no se puede menear mucho, ya que se derriten.
El resultado fue espectacular, tanto, tanto, que ya no quedan! Esta mañana nenita se comió 3 y me pedía otra más; Carmen, corazón; que me empacho yo sólo de verte... "sho to la te!"...


Después de una simple actualización de estado ya había una guerra declarada entre mis contactos a ver quién cataría las cookis... Y fue entonces, cuando estaba terminando la última hornada, a eso de las 11 y media, cuando mi amigo Luis me pregunta si puedo hacerle una tarta. Le digo que claro, que para cuando, y me dice que para antes de las 8... Sin anestesia ni nada!


Me entraron mil ansiedades, claro que quería hacerle la tarta, porque era para el cumpleaños de su madre, pero... no tenía ni bizcocho, ni merengue de mantequilla, ni adornos hechos... Lo demás sí, tenía restos de fondant teñidos, tenía 1 kilo de fondant porque tengo pendiente hacer mi propia tarta de cumpleaños, tenía mantequilla (al menos para empezar, después me faltó y tuvo que ir el cari por más), tenía azúcar y harina, tenía 250 gr de azúcar glass, tenía ganaché de chocolate hecha, y mil ganas de estrenar mi molde de 17,5 x 8,5cm! 

Le pregunté por sabores, le pregunté por colores, por diseño, y me dijo que confiaba en mí, que las flores y lazos eran bonitos. Creo que si mis anteriores tartas hubiesen sido de perros me hubiese dicho "los perros son bonitos", pero me alegro de que fueran de flores y lazos, pues es lo que le pega a una madre tan madre como la de mi amigo Luis!

En ese momento se me disparó la imaginación, ya veía colores, sabores y el diseño. Me preguntó "¿Estás nerviosa?" jajaja noooo! pero el tiempo vuela!!! Y en realidad, entre vosotros y yo, un poco nerviosa estaba...


Hice la masa de bizcocho buttermilk de vainilla, de 4 huevos. Luego puse 1/4 de mezcla en el molde de 10x10 y 3/4 en el molde de 17,5 cm.
Mientras, empecé a hacer el merengue. La KA me lo montó de forma preciosísima; con el debido susto cuando parece que se corta (no tenía más azúcar glass!!) pero luego queda ideal. Me decidí a ponerle ralladura de coco, creo que le va bien al chocolate.


La parte que más me asustaba era la parte de los adornos... Sé cuánto tarda un bizcocho en el horno, pero no sé cuánto puedo tardar en equivocarme una y mil veces en hacer lazos o flores... O en cubrir las tartas! Pero no cundió el pánico y todo fue rodado.

Ni me acordaba que tenía el molde de margarita sin estrenar, cuando lo vi casi lloro de la emoción. Ya sabía que una gran margarita coronaría la tarta, el lazo iba a ser grande y estaría en la base del bizcocho de abajo, y el piso de arriba iría desplazado del centro.

Elegí colores naranjas y amarillos, opté por la base blanca, ya que es la que veo más elegante; y cuando vi el turquesa pensé en lo mono que quedaba todo junto y en el bonito contraste que creaba con los tonos cálidos, así que me decidí a reproducir los ramitos de violetas que le he visto a Alma en sus cupcakes, pero en turquesa.


Me sobraron florecitas, y me inspiré en como Mariana y Sergio, compis del curso de tartas, adornaron una de las bandejas de sus tartas. https://www.facebook.com/pages/Las-Tartas-Fondant-de-MaryAnne-Sergio/414808205238503

Y este es el resultado. Después de locuras como bizcochos al congelador, a las 5 ya estaba llamando a Luis para decirle que ya podía venir por la tarta de su madre, que entraba a trabajar a las 8. Objetivo cumplido :) No paré más que para darle teta a nenito en 2 ocasiones, y todo esto fue posible gracias a la varita mágica de la kitchen aid y a la comprensión del cari, que fue por chino porque la cocina tenía el cartel de vado permanente. Comida china a las 5 y media, mmmmmmm...

Todo mereció la pena, a la madre de Luis le encantó, y me ha dicho que estaba riquísima. Y yo feliz, feliz y feliz.

Dulces noches! (ahora sí).


2 comentarios: